Big Sisters

De todos los insultos proferidos hacia Shilpa Shetty en la casa inglesa de Gran Hermano, quizás sea perra el más flojo. Los oídos de la estrella de Bollywood han tenido que soportar muchos otros calificativos racistas por parte de sus hermanas de concurso. Pasen y vean.

Gordon Brown, candidato laborista a habitar dentro de un semestre otra casa más grande (la de Downing Street), ha tenido que salir al paso de las críticas durante su visita a la India. Y al pobre Brown no le llegaba la camisa al cuello intentando resaltar la tolerancia de la sociedad inglesa. Blair no ha querido hacer declaraciones (ni ganas que tiene de pringarse, además, con lo que está cayendo en Bagdad) y la compañía Carphone Warehouse ha retirado su patrocinio del programa.

No es que el asunto carezca de trascendencia. La tiene. La integración de las diferentes culturas en un entorno común ha sido una de las políticas defendidas a la saciedad por el gobierno de Blair bajo el paraguas “multicultural”. Pero tampoco saquemos los pies del tiesto. Gran Hermano es un concurso de telerrealidad. Y lo que las cadenas buscan – en este acaso Channel Four- es un grado de polémica suficiente para mantener la audiencia (y por ende la rentabilidad) del formato. Recordemos que, en la segunda edición de Gran Hermano en España, las audiencias se rebajaron considerablemente tras la expulsión de un concursante –Carlos Navarro (el Yoyas)- que mostraba comportamientos agresivos con sus compañeros.

Los realities han sido un formato muy rentable para las televisiones desde finales de la década de los noventa. Si bien es verdad que su emisión debería reservarse para ciertos horarios nocturnos (a salvaguarda de niños que deseen imitar comportamientos incorrectos), no es menos cierto que el morbo es un componente esencial para que 5 millones de personas los sigan con fidelidad. Sin confrontaciones no hay audiencia. Y sin insultos, no hay debate..

¿Quién duda que Channel Four aumentará su share en las próximas emisiones del programa? Nadie. El objetivo, pues, estará cumplido. Y los guionistas del programa recibirán una prima de gratitud (o una sincera palmada en la espalda).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: