Ivanovic, la primera

Barcelona

El Winterthur Barcelona ha conseguido hoy su primer título en la era Ivanovic.

A juzgar por el desastroso comienzo de temporada del Barcelona (se clasificó para la Copa en la última jornada de la primera fase), pocos predecían una victoria como la de esta noche (69-53) sobre el mejor equipo de la temporada, el Real Madrid.

La clave de la victoria azulgrana ha residido en una intensísima defensa de ayudas que ha impedido dos aspectos fundamentales en el juego de ataque de los jugadores de Plaza: disponer de posiciones claras de tiro para sus lanzadores (4 de 30 en triples) y circular el balón con facilidad (sólo 4 asistencias en todo el partido).

Sin embargo, el aspecto decisivo del encuentro ha sido la aportación de los jugadores del banquillo. Si antes de comenzar la final se hubiese realizado una encuesta para averiguar qué jugadores serían determinantes en el desarrollo del encuentro, a buen seguro los elegidos serían los consabidos Navarro, Basile, Bullock, Smith o Lakovic. Pero después, sobre la cancha, solamente el esloveno respondió a lo esperado. Si bien la distancia entre ambos equipos se fraguó en un espectacular primer cuarto (21-5) del quinteto titular azulgrana, fueron Roger Grimau, Roko Ukic y Jordi Trías los que frenaron las embestidas del Real Madrid cuando los blancos se acercaron peligrosamente mediado el tercer cuarto con un parcial 9-0 que dejaba el marcador por debajo de los diez puntos a favor del Barcelona.

No es de extrañar, por otro lado, que el MVP de la final recayese en Jordi Trías. La trayectoria del gerundense en los últimos años ha sido meteórica. En tres años, ha pasado de ser un alero alto y excesivamente blandito, a un pívot intimidador con buen tiro y una extraordinaria inteligencia sobre la pista. Y es que las cifras no engañan. En los tres partidos que ha disputado en esta fase final de la Copa del Rey, el catalán ha promediado unas cifras de vértigo (14,7 puntos, 6,3 rebotes y un 23,8 de valoración) que le confirman como uno de los jugadores con mayor progresión del baloncesto español, junto a Mario Fernández o Marc Gasol.

Seguramente los ojeadores de la NBA han tomado buena nota de la actuación de Trías en Málaga. Y el seleccionador nacional, Pepu Hernández, que no es tonto, ya sabe que tendrá que hacerle un hueco para el Eurobasket del próximo mes de septiembre. La presencia de Pau Gasol en la cita continental no es segura y, actualmente, el de Sant-Boi no tiene mejor recambio en su posición que el propio Trías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: