La brocha gorda

– “(…) de indiferencia hostil podría calificarse el enfoque supuestamente neutral con que a veces se analiza el clima dominante en España en la actual legislatura. Un enfoque que traslada al ciudadano desconfianza hacia la política y hacia sus representantes y que justifica, de manera indirecta, una oposición, como la del PP, más cerca de la nostalgia autoritaria que de la derecha liberal europea. Ése es el mensaje que llega al ciudadano cuando se afirma que todos los políticos tienen igual responsabilidad en el irrespirable clima de debate en que vivimos o, tal y como escribiera Antonio Muñoz Molina no hace mucho, que “de los políticos no se conocen sino sus exabruptos verbales” y de los opinadores mediáticos, sus excesos. ¿Quiénes practican lo uno y lo otro? No se dice. ¿No hay un solo político respetuoso? ¿En ninguna cadena de radio hay un solo tertuliano serio, comedido? Con sólo intentar responder a esas preguntas, se evidencia lo nefasto que es para el conocimiento aplicar la brocha gorda en el análisis.”

 

Manuel Rico, en su artículo “De neutralidades y delirios” publicado hoy en EL PAIS, nos recuerda que aplicar la brocha gorda en la política o en el periodismo, además de inexacto es, cuanto menos, injusto. Lean el artículo completo. Serán cinco minutos de su tiempo muy bien empleados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: