De estilo, impecable

“A usted, aunque se empeñe, nunca le llamarán de tú, justamente por eso, por respeto”.

(leer poco más en La Razón.es)

Esta mañana me he despertado en mi bar/cafetería de referencia leyendo la columna de Tomás Cuesta en La Razón. No diría que me ha sorprendido (que sí indignado) porque tampoco es que vayamos ahora a descubrir a este periodista madrileño. El señor Cuesta es uno de esos casos de todología que tanto abunda en la derecha española: columnista, poeta, tertuliano radiofónico, opinador televisivo, director de programación de Libertad Digital TV, empresario editorial y, ocasionalmente, moderador de los entretenidos debates de la FAES que preside José María Aznar.

Siento no poder enlazar el texto completo de su artículo, pero es que a casi todos los medios impresos les falta un hervor para comprender el mundo digital. En fin. Que dice Tomás Cuesta en su columna, si es que no me falla la memoria, que el presidente del Gobierno cometió una felonía al tutear a los ciudadanos del “Tengo una pregunta para usted” emitido por TVE el pasado 27 de marzo. Que el tuteo es irrespetuoso. Y que tutear a las personas nos lleva a tratarnos de compañeros, de ahí al camaradas y finalmente al Gulag. Ahí es nada. ¡Del tuteo… a Stalin!

Pero Tomás Cuesta no está solo en su pontificación del usted. Otros columnistas de su barriada ideológica se adhieren a la misma tesis. Que no aceptan el tuteo, dicen. Que no es de buena educación. José María Marco lo remacha con rotundidad en el siguiente párrafo de su artículoDel tuteo a la emancipación“:

“(…) El gesto implica por tanto mala educación, reflejos despóticos y una sugerencia algo más que implícita de violencia contra el adversario. En realidad es un gesto de exclusión y, bien entendido, de exterminio. Sólo alguien imbuido de una misión más allá de lo humano –emancipar a la sociedad de cualquier respeto a los demás– se atreve a hablar de ese modo.”

A Zapatero le han caído por todos lados. Por un lado le reprochan el tuteo. Por el otro lado le critican que no estuvo suficientemente cercano. Quede claro que para mí el tuteo es la forma más natural de interpelación al prójimo. La buena educación no se fundamenta en la forma sino en los hechos. Nadie muestra una mayor educación por usar el usted en una conversación por encima de la forma tuteada. ¿Acaso alguien consideraría educada una frase como la de Mariano Rajoy, recuerden, “Usted es un bobo solemne“? ¿O quizás, la muy utilizada por Federico Jimenez-Losantos… “Su partido es la herencia de las checas“?

A Tomás y a José María (disculpadme por tutear vuestros nombres) les parecerían frases estupendas. Es cierto que la derecha cuida mucho las formas, no hay más que observar las frases de Rajoy y de Losantos. Y allá se vigilan también con precisión las otras formas, las de la apariencia, las del vestido inmaculado y el traje perfecto, las del reloj de oro y el aliento fresco con sabor a trident de menta, las de las señoras, muy señoreadas, embutidas en pieles carísimas que pasean por los rastrillos de beneficiencia. Formas estupendas. Recuérdenlos, impecables, impidiendo que el presidente del Gobierno pudiera articular su discurso en el Congreso. Y recuerden a esas señoras, tomando las calles y pidiendo la vuelta al antiguo régimen al grito de zETAp. Eso sí que son formas. Salpiméntelo ahora todo con algunos ustedes. ¿No es ideal de la muerte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: