Tortura psicológica

Lo confieso. Yo fui seguidor de LonelyGirl15.

Vale. No era un seguidor acérrimo, pero de vez en cuando entraba en mis suscripciones de YouTube para ver un par de vídeos de esta chica. Me parecía algo muy tonto. A veces me daba vergüenza reconocer que, incluso, me gustaba ver a Bree contando sus adolescencencias delante de la webcam. Pero es que entre tanto videoblogger que contaba sus penas a la cámara de forma más que lastimosa, esta chica, al menos, parecía saber editar sus vídeos, escribía cosas coherentes que decir a la cámara y, en definitiva… era entretenida.

Claro, cuando se descubrió el pastel todo mi interés por Bree se desvaneció. Resulta que la chica solitaria venía de Nueva Zelanda. Que ni novio Daniel ni padres religiosos. Que ni siquiera se llamaba Bree, sino Jessica. Y que sus quince años no se los creía ni Anita La Fantástica.

Lo dejé.

Pero hoy he retomado YouTube. Y he visto una de las últimas piezas de LonelyGirl15.

Ésta.

 

Ahora recuerdo por qué dejé de verla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: