Moore fue más listo que Buenafuente

Yo soy de los que piensa que Andreu Buenafuente se ha equivocado al decidir no recoger el premio Micrófono de Oro que le otorgó la Federación de Asociaciones de Radio y Televisión.

Todos desearíamos que Federico Jiménez-Losantos se dedicase únicamente a trasladar los hechos a su audiencia y a analizar las noticias para hacerlas más entendibles. Sería un error exigirle objetividad al locutor de la COPE (como bien decía el poeta José Bergamín: “Si yo fuera un objeto, sería objetivo; como soy un sujeto, soy subjetivo”) pero sí un atemperamiento de su discurso y un freno radical a los insultos, a las descalificaciones y a los motes despectivos.

Es una cuestión de formas. Algunos periodistas de la FOX -como Bill O’Reilly, Neil Cavuto ó Geraldo Rivera– suelen decir barbaridades mayores, ideas rayanas en el esperpento más valleinclanesco, planteamientos ultraconservadores que harían enrojecer al propio Dick Cheney… y sin embargo utilizan una ligereza en el tono que desmonta la carga que subyace detrás de su discurso. Evidentemente, no es el caso de Losantos.

Pero si hay un foro donde expresar tu disgusto porque se valore tu labor al mismo nivel que el suyo, ése es la recogida de premios. Andreu, tú vas, recoges el premio, lo agradeces, sueltas tu discurso, criticas que se haya concedido a Losantos un premio similar porque consideras que no se puede llamar periodismo a lo que hace el locutor de la COPE… y aquí paz y después gloria.

¿A qué viene el desprecio al premio de Losantos? De criticar a alguien, ¿no debería criticarse a quien le escucha cada mañana y le mantiene en la radio a diario cuatro horas al día? No olvidemos que si los modos de Losantos le han mantenido en la parrilla, es porque su método funciona. Existe una audiencia. Es triste. Pero existe. Y negarlo, es negar la opción que eligen cientos de miles de españoles para acompañar sus tostadas cada mañana.

Andreu Buenafuente no es el director de la Congregación para la Doctrina de la Fe Periodística. Puede disentir de los medios utilizados por un periodista para conseguir audiencia. Puede criticar el insulto, la mentira y la crispación. Pero negarse a recoger un premio es de un digno que asusta. ¿Alguien se imagina a Michael Moore negándose a recoger su Oscar al mejor documental por Bowling for Columbine? ¿Y perder la oportunidad de criticar lo que desprecias frente a todos los medios de comunicación, retransmitiendo para los cinco continentes?

Está claro que Moore fue más listo que Buenafuente…

2 respuestas a Moore fue más listo que Buenafuente

  1. Irene dice:

    ¿No crees que rechazar un premio puede ser más sonado que aceptarlo?

  2. Anna dice:

    A mi también me hubiera parecido bien que Buenafuente hubiera ido a recoger el premio con un discurso sarcástico y crítico con la COPE bajo el brazo. Pero está claro que lo del discurso le parecía demasiado poco. Quería mostrar el mayor desprecio hacia Losantos y rechazando el galardón, lo consiguió, y a mi me parece bien. Buenafuente es coherente con lo que dice y lo que hace en su programa. Y ya es hora que la gente que se dedica al Periodismo se moje -bien mojado-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: