‘Clutch’… daddy

Fisher

La historia más bonita en los últimos días la ha protagonizado Derek Fisher, base de los Utah Jazz y uno de los pocos jugadores de baloncesto que pueden presumir de haber conseguido tres anillos de la NBA en su carrera profesional.

Durante esta semana, Fisher ha tenido que dividir la concentración necesaria para afrontar los playoffs de la NBA, con la atención que requiere su hija Tatum, tratada el pasado miércoles en Nueva York con una innovadora técnica de quimioterapia para curar su retinoblastoma (cáncer de retina).

Aunque la noticia fue difundida ayer por agencias en distintos medios de comunicación, el magnífico artículo de Lee Jenkins en el New York Times merece una lectura más atenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: