Los estigmas y Victor Harel

Uno de los embajadores en nuestro país que más trabaja debe ser Victor Harel. Si no el que más. El embajador israelí no pierde ocasión para salir en los medios de comunicación y defender la causa israelí en Oriente Próximo. Se gana el pan, vaya. Y es que, como embajador en España, su papel es hacer visibles los problemas, eventos y noticias relevantes a los que se enfrenta Israel y que tienen repercusión en nuestro país. ¿Todos… o sólo los que le interesa a su Gobierno?

No hay artículo, columna de opinión, análisis o reportaje sobre el conflicto palestino-israelí en un medio como, por ejemplo, EL PAIS, que el señor embajador no conteste convenientemente. Y generalmente, a la defensiva. Que si el pañuelo palestino del presidente José Luis Rodríguez-Zapatero, que si los objetivos buscados de José Blanco, que si el acto sobre el genocidio palestino celebrado en Ciempozuelos, etc.

Hoy no le ha parecido bien la tribuna publicada el pasado jueves por Pierre Schorri (“La doble moral europea hacia el mundo árabe”) porque, según Harel, “su propuesta de iniciar un diálogo político con Hamas es un llamamiento a recompensar el terrorismo”. La sección Cartas al Director del diario del grupo PRISA (una vez más) le ha otorgado espacio para la réplica. El área de Opinión de ELPAIS, según reflexionaba el pasado domingo el ombudsman del diario, José Miguel Larraya, recibe una media de 200 misivas diarias. Habría que hacer un cálculo del porcentaje de cartas recibidas por parte de Victor Harel. Seguro que lidera la clasificación junto a algún viejecito, de esos que buscan las comas mal puestas y los desajustes con el Libro de Estilo.

En la embajada de Israel deben tener un servicio de press-clipping funcionando a todo trapo. Señor embajador, lea lo que escriben aquí. Señor embajador, ¿ha escuchado este corte de la tertulia de anoche?. Señor embajador, ¿no le parece que ese vídeo está trucado? Señor embajador, ¿desea un dossier sobre el redactor?

No niego que el tema político sea relevante para Victor Harel, dado el nivel de conflicto existente en aquella zona. Pero, ¿debe ser el único? Con la cantidad de asuntos que pueden airearse en los medios para que los ciudadanos españoles conozcamos mejor su país (el Festival de Cine de Jerusalén, las relaciones comerciales con España, la promoción de escritores hebreos que publican en nuestro país, etc.)… ¿sólo le merece la pena al embajador israelí aparecer en los medios para victimizar a la población israelí o para tachar de antisemitas a quienes no bailen el agua al gobierno de país?

¿No cree Victor Harel que reducir la actualidad de su país al conflicto con Palestina… estigmatiza a toda una población israelí, a la que, irremediablente, los ciudadanos de a pie, se la imaginan obsesionada con la guerra y con borrar cualquier rastro palestino de sus tierras?

Piénselo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: