Humillados, ok. Desnudos, no.

La árbitro asistente de fútbol Ana Paula Oliveira será borrada de la lista elite de la FIFA -en la que está inscrita desde 2004- por aceptar una oferta económica para posar desnuda para una revista masculina. (Leer más en As.com)

AnaPaula

La historia podría perfectamente haber sido pergeñada desde la Conferencia Episcopal. Pero no. Los inquisidores esta vez proceden de la Federación Internacional de Futbol (FIFA) -máxima entidad del futbol internacional-, que han tomado la decisión de suspender a Ana Paula Oliveria, de 29 años, árbitro asistente de la Liga brasileña, porque ha decidido posar para Playboy. No porque haya realizado mal su trabajo (¿qué linier no se traga dos fueras de juego en cada partido?). No. Por posar desnuda.

Lo mejor ha venido después. Atención a las declaraciones de Carlos Augusto Montenegro, vicepresidente del Botafogo: “En el Mundial no hay árbitras. No las hay en la Copa Libertadores. En los campeonatos italiano, alemán, europeos no hay ninguna mujer. Sólo inventaron esa porquería aquí, en Brasil”. Esta porquería. Literalmente. Sic, que dicen algunos.

Según la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), el equivalente brasileño a nuestra Federación Española, y encargado de proponer a la FIFA a los árbitros de su país para las competiciones internacionales, al aceptar desnudarse para la publicación, Ana Paula (conocida en Brasil como Aninha) violó una norma del Comité de Arbitraje de la FIFA que recomienda discreción a árbitros y auxiliares.

Caray. Pues menos mal que aquí tenemos la Federación que tenemos, un organismo que anda en los tribunales de justicia cada dos por tres, que no permite a los árbitros elegir a su propio presidente, y que les premia con la Final de la Copa del Rey cuando han cometido errores gravísimos dos semanas antes. Porque de ser tan pejiguera como la CBF, cierto linier español llamado Rafa Guerrero -que gusta de aparecer humillado en anuncios televisivos, que repite la experiencia y graba cuñas para la radio haciendo de cowboy- llevaría cierto tiempo apartado del arbitraje. Lo cual no es el caso. Porque a Guerrero no sólo no se le ha retirado del arbitraje, sino que además se le ha reconocido como linier de categoría internacional que ejerce en partidos de Champions League. Y está tan bien considerado por el presidente de los árbitros, Sánchez Arminio, que el ex arbitro cántabro apoyó incluso su presencia en esos anuncios.

Fácil corolario: una cosa es humillar a la profesión… y otra cosa es desnudarla. ¿Hacer el ridículo? Venga. ¿Hacer un desnudo? ¡Nunca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: