Deudas pendientes

agosto 14, 2007

Porque veamos.  Algunos ya le conocéis. Otros habréis oído simplemente su nombre. Y otros más, ni siquiera eso. Y es precisamente por ello, porque debe expandirse la voz. Porque no es justo que lo placentero se guarde. Porque es injusto que aquí se haya hablado de George Bush, y no de él. Que se haya mencionado, de pasada, sí, pero mencionado a Derek Fisher, y no a él. Se haya referido a Benedicto XVI, y no, qué vergüenza, a él. Se haya comentado la útlima barbaridad de Lindsay Lohan, y no, nada de él. ¡Hasta a Victor Harel le he dado bolilla!.. y no a él. Y porque no es justo que en Oídos Sordos tenga cabida Roman Giertych, y no nuestro grande, el enorme, Él. O mejor, y esto ya me da vergüenza reconocerlo,  ¿en qué estaba pensado al hablar de Allen Ginsberg, sí, sí, de Ginsberg, y no, no… de él. ¿Y qué decir de Johnny Carson? Porque de éste también se ha hablado en esta casa. Joder, ¡si expliqué hasta lo del Uri Geller! ¿Y de él? ¿Algo de él? No. De él, nada.

Hasta de Sigmund Freud me acordé.

Y del obispo católico de Namur (qué injusto, porque de él, del crack, no me acordé nunca nada)

 

Y aún hay más. ¿Otros? José Miguel Larraya, Matthew Fox, algunos curas pedófilos como Rosendo Huesca, Nicolás Aguilar, Oliver McGrady y Rene Bissey, o como (estos no son pedófilos, ojo, ni mucho curas), digo, otros como José María Aznar, Schuster, Marta Nebot, Dunga, Carlos Palate y Diego Estacio, de los que claro, suelo hablar a la vez (extraña reflexión), Anna Nicole-Smith, Franco GemmaAntonioni, yo que sé, tantos… oops… madre mía, qué bochorno, estoy pensando en Paula Abdul.

 

¿Y de él?

 

Cero. Nil. Ceré. Nada.

 

 

Pues se acabó.

Espero que algún día me perdones haber aparecido, Carlos, al octavo mes de estreno de este blog.

 

Señores y señoras. Les presento a….

Miniverso.

 

Miniverso

 

– Reprens!

Anuncios

No habrá Dios que los entienda

julio 9, 2007

Benedicto XVI recupera la misa en latín

Ya venía anunciándose desde hace tiempo que Ratzinger quería recuperar el latín para el oficio de las misas. Y ahora, de motu propio, lo ha conseguido. Recuerdo que de pequeñito, cuando ir a misa era un acto social al que te veías arrastrado si tus progenitores le daban al catolicismo dominicial, recuerdo, digo, que el momento más emocionante de la tarde (no había demasiados), se producía cuando las viejecitas cantaban a coro el Ave Regina, Mater Misericordiae. Yo alucinaba con aquello. Mujeres humildes, algunas incluso con cierto aspecto de podredumbre, recitando versos en latín. ¡La abuelas entonaban cánticos en una lengua muerta! A mí me daba mucha envidia. Y mucha curiosidad. Mujeres que sentían sus voces en latín, que se emocionaban con el cántico. Después, esa misma curiosidad me hizo descubrir que, en realidad, aquellas abuelitas no tenían ni la más remota idea de lo que estaban cantando.

Y es que la religión, en cualquiera de sus variantes monoteístas, se nutre precisamente de eso, de la veneración por lo desconocido, de totemizar lo lejano, del consuelo irracional del dolor y, por qué no, de la ignorancia del ser humano. Pero ojo. Que no son las viejecitas la únicas ignorantes. Seguro que muchos de los que paran por este blog han acudido en alguna ocasión a clases de yoga. ¿Habéis probado a preguntar a algún asistente, personas inteligentes y formadas (se supone) qué significa aquello que cantan tras la sesión de asanas, durante la meditación, el kirtan que lo llaman, cuando todos recitan aquello de shanti, shanti, shanti? Haced la prueba. Y observad sus caras.

Por eso me parece estupendo que las misas sean en latín, porque la iglesia recuperaría así la esencia de su existencia: el proselitismo de lo irracional. Y porque seamos sinceros, a la iglesia no hay Dios que la entienda desde que Pablo de Tarso, un judío converso, y Constantino de Roma, se empeñaron, primero en universalizar el cristianismo, y después, en obligatorizarlo.

Entonces, ¿el latín? Pues es el idioma perfecto para hacer comprender lo incomprensible. Es lo que ha pretendido desde siempre el cristianismo. Y me parece perfecto. En esta vida, sobre todo, hay que ser coherentes.


Los estigmas y Victor Harel

mayo 22, 2007

Uno de los embajadores en nuestro país que más trabaja debe ser Victor Harel. Si no el que más. El embajador israelí no pierde ocasión para salir en los medios de comunicación y defender la causa israelí en Oriente Próximo. Se gana el pan, vaya. Y es que, como embajador en España, su papel es hacer visibles los problemas, eventos y noticias relevantes a los que se enfrenta Israel y que tienen repercusión en nuestro país. ¿Todos… o sólo los que le interesa a su Gobierno?

No hay artículo, columna de opinión, análisis o reportaje sobre el conflicto palestino-israelí en un medio como, por ejemplo, EL PAIS, que el señor embajador no conteste convenientemente. Y generalmente, a la defensiva. Que si el pañuelo palestino del presidente José Luis Rodríguez-Zapatero, que si los objetivos buscados de José Blanco, que si el acto sobre el genocidio palestino celebrado en Ciempozuelos, etc.

Hoy no le ha parecido bien la tribuna publicada el pasado jueves por Pierre Schorri (“La doble moral europea hacia el mundo árabe”) porque, según Harel, “su propuesta de iniciar un diálogo político con Hamas es un llamamiento a recompensar el terrorismo”. La sección Cartas al Director del diario del grupo PRISA (una vez más) le ha otorgado espacio para la réplica. El área de Opinión de ELPAIS, según reflexionaba el pasado domingo el ombudsman del diario, José Miguel Larraya, recibe una media de 200 misivas diarias. Habría que hacer un cálculo del porcentaje de cartas recibidas por parte de Victor Harel. Seguro que lidera la clasificación junto a algún viejecito, de esos que buscan las comas mal puestas y los desajustes con el Libro de Estilo.

En la embajada de Israel deben tener un servicio de press-clipping funcionando a todo trapo. Señor embajador, lea lo que escriben aquí. Señor embajador, ¿ha escuchado este corte de la tertulia de anoche?. Señor embajador, ¿no le parece que ese vídeo está trucado? Señor embajador, ¿desea un dossier sobre el redactor?

No niego que el tema político sea relevante para Victor Harel, dado el nivel de conflicto existente en aquella zona. Pero, ¿debe ser el único? Con la cantidad de asuntos que pueden airearse en los medios para que los ciudadanos españoles conozcamos mejor su país (el Festival de Cine de Jerusalén, las relaciones comerciales con España, la promoción de escritores hebreos que publican en nuestro país, etc.)… ¿sólo le merece la pena al embajador israelí aparecer en los medios para victimizar a la población israelí o para tachar de antisemitas a quienes no bailen el agua al gobierno de país?

¿No cree Victor Harel que reducir la actualidad de su país al conflicto con Palestina… estigmatiza a toda una población israelí, a la que, irremediablente, los ciudadanos de a pie, se la imaginan obsesionada con la guerra y con borrar cualquier rastro palestino de sus tierras?

Piénselo.


La mala educación

mayo 21, 2007

giertych

“Estoy aquí para oponerme a acontecimientos de ayer cuando marcharon por las calles de Varsovia asquerosos pederastas, muchos de ellos llegados de otros países con el propósito de imponernos su propaganda homosexual’

Roman Giertych, viceprimer ministro de Polonia y ministro de Educación, respondió ayer con su habitual estilo a la Parada de la Igualdad que el viernes unió en Varsovia a los colectivos homosexuales en contra de la actitud homófoba del gobierno polaco.

Lo que no sabíamos es que a la fiesta se hubiese unido la Iglesia Católica. Porque cuando Giertych habla de pederastia y homosexualidad, supongo que estará hablando del arzobispo Rosendo Huesca, de los sacerdotes Nicolás Aguilar y Oliver O’Grady, del padre Rene Bissey, del párroco José Domingo Rey, y de un largo etcétera de representantes del catolicismo en el mundo.

Giertych, representante de la Liga de las Familias Polacas, en una entrevista publicada en ELPAIS el pasado 8 de abril, respondía a la pregunta ¿cuál es el objetivo de su política con los homosexuales?.. de este modo:

El objetivo más importante es el desarrollo de la economía. Polonia crece un 6% anual. Nuestra intención es que durante los próximos dos años se alcance el 8%. El desempleo se está reduciendo y en dos o tres años estará por debajo del 10%. También vamos a construir varios miles de kilómetros de carreteras. En educación, el asunto más importante es la lucha contra la violencia en las escuelas.”

La respuesta le define. Más incluso que su afirmación de que España le preocupa porque la división de sus ciudadanos “conjura los espíritus del pasado”. Es decir, se preocupa porque en España se abran las antiguas heridas cerradas con la Transición. Es curioso, porque el Tribunal Supremo de Polonia está de acuerdo con él… muy a su pesar.



Viviendo del cuento

mayo 15, 2007

Leo en el número del 8 de mayo del diario británico The Independent, que Uri Geller -aquel supuesto mentalista israelí que se hizo famoso por doblar cucharas con la mente- regresará a la televisión inglesa con un reality show llamado Spoon Idol. El programa buscará entre nueve participantes al mejor ilusionista, y Geller ejercerá como jurado de los “aprendices de mago” participantes en el invento. En Israel, el programa originario (The Successor) que Geller pretende ahora exportar al Reino Unido tiene unas audiencias cercanas al 40% de share.

Dice Geller: “Pretendo encontrar un nuevo Uri Geller, un artista fascinante, hipnotizador y rompedor, más que alguien con verdaderas habilidades psíquicas”.

Caray. Al menos es consecuente con su mentira. Ya no busca gente con habilidades, sino timadores como él mismo. Recuerden aquel episodio en 1973 cuando apareció en el Tonight Show de Johnny Carson. El propio Geller, a través de su productora, ha tratado de eliminar el vídeo de YouTube. No se puede tener la jeta más dura.

Lo sorprendente es que, después de aquello, todavía existan personas que crean en sus poderes. Como dice James Randi, la gente tiene una tendencia incomprensible a creer lo irracional.


La viga ajena

mayo 14, 2007

Informa Jorge Marirrodriga desde Brasil: 

“(…) en un gesto novedoso, Ratzinger condenó la “mentalidad machista” que impera en Latinoamérica y que “ignora la novedad del cristianismo que reconoce y proclama la igual dignidad y responsabilidad de la mujer respecto al hombre”

Y para apoyar su discurso, Benedicto XVI  ha confirmado que a partir de su discurso de ayer en Aparecida, las mujeres podrán ser nombradas sacerdotisas, obispas y (si se tercia) papisas.

O quizás lo he soñado…


¿Mejor anormal que neurótico?

abril 6, 2007

El obispo católico de Namur (Bélgica), monseñor André-Mutien Léonard, sostiene la tesis -que atribuye a Sigmund Freud– de que los homosexuales son anormales ya que están bloqueados en su desarrollo psicológico normal.” (… leer más en cadenaser.com)

Andre

¿Ah sí? Pues Freud también mantenía que la “abstinencia forzada” y la “excitación genital frustada”, degeneran en una neurosis angustiosa que se manifiesta en irritabilidad, fobias, ataques de miedo, diarreas crónicas, insomnio, etc.

Que digo yo, señor Leonard, que en lo relativo a las opciones sexuales, mejor será que su religión se tape un poquitín, no vaya a ser que encuentren más anormalidad debajo de los faldones de sus sotanas… que en las faldas de los demás.